How to Get Ahead in Advertisement

El grano publicitario

Por Martín Chiavarino

La segunda aventura del realizador británico Bruce Robinson, How to Get Ahead in Advertisement (1989), es una disparatada sátira sobre el mundo de la publicidad y el consumo masivo nuevamente con el versátil Richard E. Grant como protagonista, aquel de Withnail and I (1987). Hilarante hasta la apoteosis, el film narra la crisis de nervios de un ejecutivo publicitario ante la presión que lo agobia producto de una campaña publicitaria de crema para el acné.

 

Bagley (Grant) es un yuppie exitoso, creativo y original que sobresale en su labor, pero ante la presión de la campaña para crema contra el acné entra en una espiral anticonsumista que lo lleva a cuestionar la ética y la moral de todo el engranaje del capitalismo neoliberal, la sociedad del espectáculo y su profesión. En medio de esta situación que preocupa a su esposa Julia (Rachel Ward), a Bagley le brota un forúnculo que no para de crecer y comienza a tomar forma humana, habla con un lenguaje soez y le cuestiona su comportamiento errático e insolente antipublicitario con sarcasmo y desprecio. El grano se convierte en el álter ego de un hombre, muy a lo Brain Damage (1988), que manifiesta una irrefrenable e irracional necesidad de abandonar su trabajo, cuestionando inesperadamente ante su esposa y todo su entorno de amistades el entramado publicitario y lo que ello implica para el nuevo capitalismo.

 

Excesos ampulosos que descolocan los insufribles modales ingleses se funden con discursos locuaces que terminan en agravios ante el asombro de todos. Así se comportan ambos Bagley, el manipulador inescrupuloso y el arrepentido penitente que busca redención, dos granos del mismo cuerpo que pujan por convertirse en la cabeza que tiene la atención y controla los movimientos del cuerpo.

 

How to Get Ahead in Advertisement es una continuación perfecta para Withnail and I, otra comedia negra descabellada con la juventud como protagonista. Junto a su ópera prima, How to Get Ahead in Advertisement es la obra más intensa y personal de Bruce Robinson. Ambos films podrían ser considerados como dos partes de una misma búsqueda de las contradicciones del arte. Las ideas del film pueden ser rastreadas casi en su totalidad en la novela de George Orwell Keep the Aspidistra Flying (1936), que relataba las ambiciones de un escritor de jingles de una empresa de publicidad por transformarse en poeta, obra llevada al cine por Robert Bierman con un guión de Alan Plater y bajo el título de A Merry War (1997), un film también protagonizado por Grant. Eliminando las cuestiones políticas y las pretensiones literarias, obsesiones del genial Orwell, Robinson transfigura el drama en una comedia exagerada que representa además una de las mejores actuaciones de Grant.

 

Las facetas de la publicidad y las neurosis laborales se convierten en pulsiones en las que la psicología intenta proveer sus soluciones, pero por supuesto el problema persiste, se acrecienta y finalmente excede a la mente y se manifiesta en el cuerpo. Bruce Robinson hace debatir el inconsciente de Sigmund Freud con las disposiciones de Maurice Merleau-Ponty para jugar con ambas cuestiones y pensar desde el humor una relación que tiene a mal traer a los filósofos de todas las épocas. La publicidad y el consumismo, dos ejes primarios del capitalismo, son cuestionados y defendidos en el cuerpo de un hombre en un debate tan inusual como inesperado y divertido. Lo fantástico irrumpe en la diatriba ideológica y lo que parece obra de la imaginación se vuelve posible y real. Robinson traslada lo imaginario y lo real al cuerpo para que la manifestación de lo fantástico convierta lo discursivo en carne. How to Get Ahead in Advertisement es así un film sobre el dualismo entre la necesidad de integrarse al sistema y disfrutar de sus beneficios o rebelarse y atenerse a las consecuencias de intentar vivir libremente rechazándolo. Apocalípticos o integrados. Tal vez Orwell haya trabajado esta cuestión hasta sus últimas consecuencias resaltando todas las contradicciones, pero ciertamente Robinson le aporta un gran humor y una particular e insoslayable visión irónica y descarnada del mundo.

 

How to Get Ahead in Advertising (Reino Unido, 1989)

Dirección y Guión: Bruce Robinson. Elenco: Richard E. Grant, Rachel Ward, Richard Wilson, Jacqueline Tong, John Shrapnel, Susan Wooldridge, Hugh Armstrong, Mick Ford, Jacqueline Pearce, Christopher Simon. Producción: David Wimbury. Duración: 90 minutos.

Puntaje: 10