La Flor más Falsa del Mundo, de Sebastián de Caro

El suspenso y la sorpresa

Por Martín Chiavarino

En su segunda novela, el actor, locutor radial, escritor y  director de cine Sebastián de Caro narra la reconstrucción de la vida virtual y real y el suicidio de un carismático personaje a partir de textos publicados en blogs, extractos de una novela inconclusa, escritos de la adolescencia para reflexionar sobre el fenómeno de las redes sociales y su impacto en la nueva adolescencia y la juventud tardía.

 

A través de una narración intertextual, de referencias a la cultura pop y la cultura alternativa La Flor más Falsa del Mundo relata la investigación de un amigo de Remo Ingrao sobre el suicidio de éste desde un análisis de sus textos como documentos sobre la desesperación que lo llevó a quitarse la vida. Así de Caro indaga sobre los vínculos emocionales en una época de evanescencia fugaz en la que las relaciones parecen tener una fecha de expiración y los gestos de amistad se expresan en constatación de lectura y venia en las solitarias redes sociales. En primera persona, Joaquín narra el comienzo de su amistad con Remo, la intensidad de la misma, la progresiva pérdida de contacto, la constante figura de su amigo como personaje legendario de su adolescencia, su partida a España y su breve regreso a Buenos Aires tras enterarse del deceso de su compañero de aventuras. En el funeral se encuentra con una ex novia de Remo y sorprendido y sin darse cuenta se adentra en la juventud de su amigo para descubrir que su muerte está asociada con la dinámica de una nueva red social, Londa, que estimula la creación de grupos de amigos y enemigos virtuales en juegos endogámicos típicos de las efímeras modas actuales producto de la híper conexión y el aislamiento causados por las nuevas herramientas y mediaciones técnicas de socialización.

 

Joaquín descubre así que Remo tenía un grupo que se autodenominada La Logia Análoga, una tropa de amigos con los que discutía sobre música, cine y literatura que deviene en comando de acción contra la invasiva red social Londa que les dice a los jóvenes con quienes juntarse, a quienes odiar y a donde ir. Como un juego Remo y sus amigos intentan derribar la red social hackeando emails de usuarios, creando correos falsos, difundiendo información falsa y hasta cortando la luz en fiestas organizadas por los usuarios, pero no todo resulta como ellos pensaban en un prinicipio y la lógica de la red los va desgastando y corroyendo indefectiblemente.

 

La novela analiza como un ejercicio para pensar la actualidad y el futuro el rol de la rebeldía, la percepción de la novedad, del fetichismo, la cultura de la nostalgia, la actualización de la dialéctica entre materialismo e idealismo y las formas que la aventura asume en el presente para pensar en los nuevos intercambios culturales, las micro epopeyas cotidianas infantiles y adolescentes, las transformaciones sociales y las utopías en una época en la que el riesgo ha sido anulado de la ecuación vital por el consumo masivo y sus consecuencias. La novela funciona como excusa para explorar el inconsciente colectivo de una generación y su colisión con los cambios producto de la evolución de las redes de intercambio desigual globales y las resistencias utópicas que las mismas producen cuando una idea se plasma en discusiones trasnochadas con amigos.

 

Con referencias constantes a bandas y solistas de música como She & Him o Morrissey, a ciclos de cine televisivos como Cine Shampoo, a películas como Donnie Darko y a series de dibujos animados y comics como He-Man o Transformers, el autor da cuenta de las múltiples y variadas obras que influyeron en su obra, en su estilo y en su formación. Además hay indicios de la influencia de vanguardias como el situacionismo, el dadaísmo y el surrealismo, movimientos artísticos que lograron, entre otros, penetrar y/o sobrevivir en la posmodernidad y el neocapitalismo.

 

Sebastián de Caro logra de esta forma en La Flor más Falsa del Mundo, editado por Reservoir Books, inquirir en las obsesiones de los nuevos críticos culturales sobre los avances irrefrenables de las nuevas tecnologías virtuales y su impacto en los comportamientos sociales, los consumos culturales y en la construcción de las nuevas identidades imaginarias.

 

La Flor más Falsa del Mundo, de Sebastián de Caro, Reservoir Books, 2017.