Muestra de Cine Español en Buenos Aires: 8ª Edición

Espanoramas

Por Martín Chiavarino

La muestra de cine español Espanoramas, curada una vez más por el programador Fran Gayo y organizada en esta oportunidad por la Embajada de España y los tres Centros Culturales de la Cooperación Española en Argentina (Centro Cultural de España en Buenos Aires, Centro Cultural Parque de España en Rosario y Centro Cultural España-Córdoba) con el apoyo del Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales del Ministerio de Cultura de España, regresa este año a su formato presencial después de la edición virtual del anterior, debido a la pandemia y las medidas de prevención, para ofrecer por octavo año consecutivo un panorama de la heterogeneidad de la cinematografía española al público argentino fuera de los festivales tradiciones, el BAFICI y el Festival Internacional de Cine de Mar del Plata. La muestra exhibirá films de difícil clasificación que juegan entre el documental y la ficción como Quien lo Impide (2021), propuesta no convencional dirigida por Jonás Trueba, hijo del famoso director español Fernando Trueba, y Magaluf Ghost Town (2021), de Miguel Ángel Blanca, los documentales El Retorno, la Vida Después de ISIS (2021), de Alba Sotorra, y Sedimentos (2021), de Adrián Silvestre, y dramas como Karen (2021), de María Pérez Sanz, un relato de los últimos años de la escritora danesa Karen Brixen, quien firmaba sus libros como Isak Dinesen y fue conocida por sus memorias sobre su vida en África Oriental Británica, hoy Kenia, libro traducido al español como Memorias de África (Out of Africa, 1937), y el impactante film Mediterráneo (2021), de Marcel Barrena, sobre los refugiados que surcan el mar para huir de los conflictos armados, la miseria y la inestabilidad que sacuden Medio Oriente y el norte de África. También se exhibirán Libertad (2021), el drama de Clara Roquet, las comedias dramáticas Espíritu Sagrado (2021), de Chema García Rodríguez, y ¿Qué Hicimos Mal? (2021), de Liliana Torres, la tragedia con toques de comedia El Buen Patrón (2021), de Fernando León de Aranoa, el drama histórico Eles Transportan Morte (2021), de Helena Girón y Samuel M. Delgado, una coproducción entre España y Colombia que narra el viaje de tres hombres condenados a muerte en una de las embarcaciones de Cristóbal Colón en su primera expedición en busca de la India en 1492, y el inclasificable film Destello Bravío (2021), ópera prima de Ainhoa Rodríguez. Además, se exhibirá Arrebato (1979), el clásico dirigido por Iván Zulueta, film protagonizado por Eusebio Poncela y Cecilia Roth que combina fantasía, terror y drama. La muestra se realizará del 7 al 13 de abril en el Cinépolis Recoleta en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Por primera vez la muestra también se realizará en Córdoba del 20 al 27 de abril y en Rosario del 26 al 30, dos ciudades que también podrán disfrutar de lo mejor del cine español del año pasado. Para el programador Fran Gayo esta edición es la confirmación de un relevo generacional que con ideas vanguardistas y experimentales, apoyadas por un amplio conocimiento del cine clásico, realiza apuestas estéticas fuertes, como es el caso de Destello Bravío, la gran novedad del cine español.

 

Destello Bravío (2021):

La ópera prima de la realizadora española Ainhoa Rodríguez indaga en el derrotero de tres mujeres que viven en un pueblo rural de España despoblado, sin jóvenes, donde nada pasa y la indolencia se mezcla con el profundo deseo de regresar a un instante del pasado y con el anhelo de que algún evento disruptivo tenga lugar en un film decadentista donde lo experimental se une a lo perturbador. Destello Bravío es una obra en la que la fotografía llama poderosamente la atención por sus encuadres siniestros, cuidadosamente pensados y trabajados, imágenes de un pasado decadente que aún brilla aunque también se apaga. La película sigue a tres mujeres, Isa, Cita y María, y varias otras que viven en un poblado donde el mundo parece congelado y la existencia transcurre en cámara lenta. Mientras que Isa se deja mensajes a sí misma en una grabadora, Cita intenta escapar de su patético matrimonio y María, una anciana viuda, regresa al pueblo en que nació y del cual partió para casarse con un hombre al que no aprobaban sus padres, ya para pasar sus últimos años en el terruño. Rodríguez indaga en el profundo atavismo español de los pequeños poblados atrapados en el pasado, alejados de la modernidad de las grandes ciudades para adentrarse en el alma de Tierra de Baños, un enclave de Badajoz en la región de Extremadura. Tomas resaltadas por cortes abruptos son el eje narrativo de un film sin una trama convencional, donde las tertulias devienen aquelarres, las reliquias se vuelven talismanes y el resplandor de otra época se convierte en un destello bravío que parece dar sus últimas luces para desaparecer completamente. Ainhoa Rodríguez le da voz y visibiliza un mundo escondido que parece existir en los intersticios entre la realidad y la fantasía, un lugar donde la vejez puede desplegar su deseo y su búsqueda del goce, la soledad da paso a la fiesta comunitaria, la religión puja contra la magia pagana que siempre busca resquicios y la opresión de lo femenino desata una sexualidad desbocada. Todo esto se debate entre la ficción y la no ficción en planos extáticos, armonías disonantes, escenas misteriosas donde los actores están en un segundo plano, detrás de la imagen, detrás de una mirada que pasa del naturalismo a lo onírico perturbador sin preludios, con cortes salvajes y sonidos que sacuden las entrañas. Destello Bravío constituye una mirada a lo insondable del enigma rural, a un presente anclado en el pasado con un futuro desolador, que esconde en su oscuridad realidades invisibilizadas por el afán modernizador pero que viven ocultas, siempre esperando que un destello las ilumine con el objetivo de narrar las penurias desde lo desgarrador de no ser reconocido, de estar en un lugar que debe ser escondido, cuya voz parece perderse por el estruendo del choque del viento con el mar, un lugar donde la voluntad de existir y expresarse es ensordecedora como las aguas bravías.