Living the Dream, de Slash

Un guitarrista de ensueño

Por Maximiliano Curcio

Lanzado al mercado el 21 de septiembre de este 2018 a través de Snakepit Records en asociación con Sony Music Australia, el cuarto álbum en solitario de Slash surge en medio de su continuo reencuentro con Axl Rose, Duff McKagan y Dizzy Reed, estandartes de la histórica formación de Guns N’ Roses. Este nuevo disco solista presenta a su carrera un reto extra que no poseía su obra anterior: es la primera vez que el guitarrista se encuentra simultáneamente al frente de dos proyectos musicales. Y conocida su prolífica labor en estudio, no es difícil imaginar por qué está cansado de esperar a Axl para grabar nuevo material gunner, renuente el vocalista a salir de la monotonía de una gira interminable.

 

Living the Dream es el tercer álbum en solitario de Slash con Myles Kennedy apareciendo como frontman, ya que inicialmente cantó en algunas canciones en la placa homónima del guitarrista de 2010 (su reunión all star de amigos titulada Slash) antes de que finalmente formaran la banda oficialmente conocida como The Conspirators en 2012, con el estreno de la placa Apocalyptic Love. El hecho de que Guns N’ Roses cerrara su gira de verano por Europa como parte de su extenso Not in This Lifetime Tour, le permitió a Slash contraer compromiso con The Conspirators para una gira por todo Estados Unidos que comenzó el 13 de septiembre con un espectáculo en el famoso Whiskey a Go Go en Los Ángeles y que llegará a Sudamérica en abril del año próximo.

 

Living the Dream es el primer álbum de Slash lanzado desde World on Fire de 2014, luego de un prolongado parate producto de la reunión de Slash con Guns N’ Roses, situación que aprovechó Myles Kennedy para sumarse a su banda Alter Bridge, con quien editó la placa The Last Hero en 2016. Como carta de presentación, el reconocido artista visual Ron English ha creado una imagen para este álbum que trae consigo aires despojados y alegres de una celebración colorida, un tono alejado de la tradicional calavera diseñada por Slash (un talentoso dibujante) en sus anteriores artes de tapa. Esta decisión estética apuesta a un concepto notablemente alejado del estilismo visual.

 

Driving Rain fue el tema elegido como corte comercial para el disco y la nueva canción suena como un hard rock contundente, como el que ha caracterizado a la reciente etapa solista de Slash. El tema encuentra el estilo característico por el que el guitarrista de la galera se ha hecho conocido: un riff que nació durante su anterior gira con el grupo y que cobró forma hasta convertirse en canción, trayendo en su potencia la marca registrada de sus más de 30 años de carrera, hito que lo confirma como una de las personalidades más reconocibles de la música popular contemporánea.

 

Por sí solo, Living the Dream ofrece un puñado de temas -en tonos de balada sureña con reminiscencias a Slash’s Snakepit- que son la columna vertebral del disco y otros tantos en clave rock n’ roll clásico con su cruda y sucia impronta de altos decibeles. The One You Loved Is Gone, Lost Inside the Girl, The Great Pretender y Boulevard of Broken Dreams relajan el ritmo acelerado y sin embargo -en la variedad de sus texturas- entregan lo más disfrutable del disco. Las cuerdas de la guitarra de Slash sangran la emoción, la angustia y la sensación de un corazón roto, mientras la voz de Kennedy se acopla desde registros más graves para entonar estribillos con destino de himno, en un estilo menos estridente del habitual que parece sentarle mucho mejor.

 

El dominio rítmico de Todd Kerns y la destreza percusiva de Brent Fitz contribuyen al sonido homogéneo de una banda ensamblada, sonando sin fisuras y a toda cilindrada, como el standard rockero y blusero poderoso que ofrece de forma progresiva otro acierto, Read Between the Lines. Energía que contagia, mientras la voz de Myles Kennedy ofrece su mejor registro del disco para sonar muy parecido al recordado Scott Weiland.

 

Con la solidez que su trayectoria respalda, la concepción de este nuevo disco -pese a no ser lo más logrado de su reciente etapa solista- vislumbra a un Slash que posee la virtud de competir con la memoria musical de su pasado. Capaz de producir solos incendiarios y riffs pegadizos de forma inagotable, el sello característico de este supremo guitarrista está intacto.

 

Living the Dream, de Slash (2018)

Tracks:

  1. The Call of the Wild
  2. Serve You Right
  3. My Antidote
  4. Mind Your Manners
  5. Lost Inside the Girl
  6. Read Between the Lines
  7. Slow Grind
  8. The One You Loved Is Gone
  9. Driving Rain
  10. Sugar Cane
  11. The Great Pretender
  12. Boulevard of Broken Hearts